Inicio Análisis Inscryption, cuando las expectativas acaban con la experiencia – análisis PC

Inscryption, cuando las expectativas acaban con la experiencia – análisis PC

Nada es lo que parece, ni siquiera los videojuegos

Por Aitor Zuloaga León

Despertar en una pesadilla.

Te despiertas, estás en algún lugar lúgubre, no sabes bien donde. Solo eres capaz de discernir algunos muebles de madera, envejecidos con el pasar de los años. De golpe ves unos ojos, anaranjados, brillando en la oscuridad. Concentras tu mirada en ese ser pero no eres capas de ver su figura. Parece humano, pero no estas seguro. Este ser extiende su mano y te señala una vela. Te pide que la cojas y te sientes con él.

Te sientas mientras que él te ofrece cuatro cartas muy desgastadas, con dibujos hechos con vieja tinta. Inmediatamente se levanta y extiende un mapa viejo, casi tan desgastado como las cartas. Es un mapa que te recuerda ligeramente a esos clásicos juegos de rol. De hecho este juego es parecido, pero con un pequeño detalle que lo diferencia del resto, si pierdes este ser te matará, lo sabes con solo mirarle a los ojos.

Comienzas el juego, vas avanzando de combate en combate mientras obtienes nuevas cartas para tu mazo. La tensión se palpa en el aire, escuchas a la madera prácticamente respirar, algún animal aullando fuera de la cabaña. El sonido de un pico chocando contra el metal, una caña de pesca. En lo más profundo escuchas como alguien desarma una trampa de animales, el crujir de los huesos del animal, para luego desollarlo. Es imposible concentrarse en ese ambiente de tensión, así que empiezas a dar vueltas por la cabaña para relajarte, y buscar una manera de huir de ese lugar.

Llevas horas jugando, no lo sabes con exactitud. Estás contra las cuerdas una vez más y te cuesta pensar. Coges la siguiente carta de tu mazo, es un armiño, una carta inútil a estas alturas, pero te puede servir como sacrificio. Te dispones a usarla, pero te habla. Piensas que ya has perdido la cordura completamente, este es el fin. Pero te ayuda a ganar esa partida y al parecer te ayudará a huir de ese lugar.

Único gameplay que deberíais ver del juego si queréis probarlo

Hora de mostrar las cartas

Y esto es todo lo que os voy a contar de Inscryption, todo lo que os aconsejo saber de este título si de verdad queréis probarlo. Como habéis podido apreciar en la pequeña (vale igual no tan pequeña) introducción, es que… ¿Estamos ante un juego de cartas competitivo? ¿Un rogelike? ¿Un escape room? ¿Un juego de terror? La respuesta es, sí, y sí, y eso también, lo último no. Pero sigue teniendo una ambientación increíble a mi parecer. Inscryption toca varios géneros a la vez, de manera simple para no abrumarnos, pero bien aplicada, al menos al principio.

Voy a comenzar hablando de la ambientación, que me ha parecido una cosa increíble. Estás dentro del mundo del juego desde el minuto 1. No soy capaz de decir que es un juego de terror, tal y como dictan sus etiquetas. Pero no voy a negar que el juego te tiene en tensión todo el rato. La bso y los sonidos dan un ambiente de tensión contante. Si a eso le añades un diseño artístico espectacular y un gameplay que ayuda a que tengas esa sensación de estar indefenso ante el peligro, ante esos ojos, observándote en la oscuridad.

Una de las primeras partidas que jugamos

Pero aquí comienzan mis problemas, los puzles hacen un buen trabajo para meterte en tensión. Y la parte mas «roguelike», es simple pero efectiva. Sin embargo por muy bien diseñado que esté todo eso, están para arrastrarte por una narrativa lineal, llena de incógnitas, intentando huir de la cabaña. Mientras que la mecánica central del juego son las cartas, y ese terreno es mejorable.

A lo largo de la partida vas notando una clara progresión con tu baraja de cartas. Lo malo es que en todas tus partidas, las cartas que coges son aleatorias, y los combates también lo son. Por lo que quedas siempre en dependencia de que baraja tengas en esa run. Puedes tener suerte y que te toque esa carta que tienes tan rota como un personaje nuevo del LoL, y te pases el boss final de un golpe (basado en hechos reales). O puede que te toquen muy malas cartas y no pases del segundo combate.

Esto genera una gran frustración en el jugador, sobre todo porque el título, a pesar de coger aspectos de un roguelike, es una narrativa lineal en toda regla. Tú quieres seguir avanzando la trama y el juego simplemente no te deja. De verdad creo que un diseño de cartas mejor balanceado le vendría bien al juego y dejar la dependencia del rng a los roguelike.

Nada es lo que parece

Este problema se hace notar sobre todo hacia la mitad del juego, pero cuando al fin consigues avanzar, para mi decepción el juego se deshincha. No voy a entrar en detalles, porque cualquier detalle que de a partir de este momento arruina toda experiencia. Y de verdad creo que Inscryption es un título que merece la pena jugarlo, aún sin ser perfecto ni mucho menos.

Para los que ya han terminado el titulo solo diré que a lo que podríamos referirnos como segunda parte, me sobra completamente. Introduce muchas cosas en el juego que solo se aplican ahí un rato y no aportan nada a la historia. Todo para que en la parte final tengamos que repetir absolutamente todo. Por suerte el juego cuando avanza, pasa de la aleatoriedad a mostrar enemigos claros con patrones, lo que hace que sea mucho más fácil proseguir. Eso entre otras mecánicas que no voy a comentar.

La pena de esto es que para cuando llegas a este punto, uno ya está cansado de hacer lo mismo una y otra vez. Todo para seguir una historia cada vez más enrevesada, abstracta, y sinceramente con agujeros de guión. Y aunque el agregado en YouTube me ha gustado bastante, no es suficiente para hacer a este juego tan especial y único. Sobre todo si tenemos en cuenta la maravilla que hizo el mismo autor con las actualizaciones de Pony Island.

Combate contra un boss, dentro de la primera hora de juego.

Terminando la encriptación

Por último quiero dejar de lado la historia, y centrarme en algo que considero más importante, la narrativa. Aspecto del cual solo había leído cosas increíbles, pero una vez finalizado el juego, no me parece para tanto. Los medios que utiliza Daniel Mullins para contar su historia, por muy atípicos que sean, cosa que siempre voy a valorar positivamente, es algo que ya hemos visto en sus dos anteriores juegos, sobre todo en Pony Island. Y este creo que lo hace muchísimo mejor que Inscryption.

Mullins es un desarrollador al que le encanta jugar con las expectativas, y de verdad que valoro mucho eso, pero creo que puede hacerlo mejor, mucho mejor. Por no decir que mientras jugaba no paraba de pensar «esto ya lo hizo Kojima hace 20 años». Es algo que está muy bien, pero no es ni increíble, ni su mejor ejecución.

Game Over

Este ha sido un buen año respecto al medio video lúdico, y entre los muchos juegos que han salido este año, creo que Inscryption es uno a tener en cuenta. Mullins como de costumbre trata de jugar con tus expectativas como jugador. Pero esta vez son las expectativas las que han jugado conmigo. Pensaba que vería un juego increíble, que me volaría la cabeza. Todo para encontrarme con un título con claroscuros. Una experiencia que recomendaría fácilmente, pero nada que me haya dejado patidifuso. Si os pica la curiosidad jugadlo, en unas 10 horas habréis llegado al final de esta experiencia. Y está claro que será un juego a recordar de este año. Pero yo esperaba encontrar algo diferente.

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.