Inicio Análisis Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge – Análisis PS4

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge – Análisis PS4

Las tortugas ninja han vuelto, y a lo grande..

Por Jesus Castaño

Como chaval que ha crecido en los 90 en un salón recreativo, recuerdo con gran cariño el genial Turtles in Time. Un genial Beat ‘em up que sigue la estela de otros grandes juegos de la época como Double Dragon o Streets of Rage. Por ello, en cuanto me enteré que había un nuevo juego de nuestros queridas tortugas, una parte de mí se emocionó y otra se echó a temblar. No son pocas las sagas de videojuegos que «resurgen» para acabar siendo poco menos que un chiste. Pero no estoy aquí para hablar de Konami, ni de sus pachinkos. Vamos a hablar de Shredder’s Revenge.

En el modo historia, tendremos un menú para movernos por los niveles.

Nostalgia noventera, actualizada

Nada más empezar el juego, nos encontramos con una cinemática animada con el tema principal de las tortugas ninja. Quien escribe estas lineas, no pudo evitar tararear e incluso ponerse a cantar mientras disfrutaba de una excelente animación. Una vez pasado el subidón inicial, al elegir entre ambos modos (historia o arcade) accedemos a un amplio tutorial en el que te explican nada más y nada menos que 21 movimientos que puedes ejecutar en el juego. Es algo que se agradece, ya que una vez entramos en los niveles, no hay nada que te indique que hace cada botón.

El pixel art de los escenarios, es verdaderamente hermoso.

Yo contra el mundo

Una vez entramos en el nivel, yo personalmente no pude evitar tener una sensación de déjà vu con el anteriormente citado Turtles in Time. Como cualquier juego del género, nos moveremos en scroll lateral mientras hacemos frente a los enemigos que nos intenten detener, al llegar al final del nivel, tendremos que enfrentarnos al jefe final de turno. El control es sencillo, con el analógico izquierdo (o la cruceta, eso ya a gusto del jugador) nos movemos. Tendremos un botón para saltar, otro para atacar y hacer combos, otro para nuestro ataque especial y un último para esquivar. También hay un botón para hacer una provocación el cual llenará nuestra barra de ataque especial más rápidamente. Aunque esto es un arma de doble filo, puesto que si nos golpean durante la provocación, recibiremos daño y nuestra barra de ataque especial se vaciará por completo.

Algunos niveles estaremos a bordo de una tabla voladora que recuerda un poco al infame nivel del Battletoads

Sobre el apartado gráfico no tengo ninguna queja. El estilo pixel art le sienta de maravilla. Estamos en una época en la que mucha gente solo se preocupa por la potencia gráfica y se olvida de otras cosas importantes. Como por ejemplo la jugabilidad. En este caso cumple como debe. Cuando me puse manos a la obra con el análisis, la primera sesión fue una viciada intensa de principio a fin. Hacía años que no me ocurría algo así con un juego. El apartado sonoro también muestra un cuidado y un mimo que hacía tiempo que no veía, o en este caso, oía. Es de agradecer que la música destaque con personalidad propia.

Mejor acompañado

Todo esto está muy bien, pero ¿qué hay del multijugador? Pues solo he podido probar el online, jugando con gente aleatoria, o conocidos, no he experimentado ping o lag alguno. Una vez al ser seis, en un jefe final (los cuales, adaptan la barra de vida en función a los jugadores en partida. Necesitando más o menos golpes para ser vencidos) el juego se congeló un par de segundos. Cosa normal si matizo que hicimos cuatro ataques especiales a la vez. Como punto negativo, diría que a veces hay momentos de mucho caos. Cuando hay seis jugadores en pantalla, resulta un poco caótico el ejecutar golpes y ataques especiales. Para mi gusto, se llena la pantalla con demasiados destellos, cosa que puede afectar a gente fotosensible. Salvando ese detalle, el multijugador, ya sea online o con amigos a pantalla partida, es una experiencia totalmente disfrutable.

En compañía, siempre es mejor

¿Merece la pena Shredder’s Revenge?

Esta pregunta para mí sería mucho más fácil si habláramos de un survival horror ya que es el género en el que tengo más experiencia. Fuera de ese género, solo recomendaría la saga Persona, o algún indie pixel art. Así que aquí me veo en la obligación de recomendar encarecidamente, Shredder’s Revenge. Tribute Games ha hecho un grandísimo trabajo, aunque con la distribuidora (Dotemu) detrás, teniendo en su currículum juegos como Street of Rage 4, no podía si no salir algo que no fuese un juego igual de divertido que aquellos fantásticos juegos de la década de los 90. Son las tortugas ninja, puedes repartir caña, con hasta 5 amigos más. ¡Incluso puedes tirar los enemigos contra la pantalla! ¿Necesitas una razón más para comprarlo? Es el juego ideal para amenizar la espera hasta que salga The Cowabunga Collection.

También te puede interesar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.